viernes, 3 de septiembre de 2010

caracteristicas sexuales del hombre y la mujer

Las características sexuales secundarias son aquellas que distinguen entre los dos sexos de una especie, pero no son directamente parte del sistema reproductor. Algunos argumentan que han evolucionado para darle ventaja a un individuo sobre los demás de un grupo para el apareamiento. Estos son muy distintos de las características sexuales primarias: los órganos sexuales.







Las características sexuales secundarias pueden darle ventaja a un individuo sobre sus rivales en dos maneras: pueden ser utilizadas para vencerlos en combate o para atraer miembros del sexo opuesto. Un ejemplo de la primera manera son las astas del venado; el macho con la mejor cornamenta vencerá a sus rivales, y así obtendrá acceso a las hembras del grupo. Un ejemplo del último es la cola del pavo real; el macho con la cola más impresionante atraerá a más hembras que un macho menos impresionante.






Otros factores secundarios tienen que ver con el papel maternal de la hembra.






En los humanos, las características sexuales secundarias incluyen:






Varón


Músculos más desarrollados.


Vello más grueso y largo.


Más vello en otras partes del cuerpo (brazos, piernas).


Más vello facial.


En promedio, pies y manos más grandes que en las mujeres.


Tórax y hombros más anchos.


Osamenta y cráneo más pesados.


Más masa muscular y fuerza física.


Voz más grave.


Depósitos de grasa principalmente alrededor del abdomen y cintura (forma de manzana).


Piel más áspera.


Mujer


Mamas más desarrolladas.


Estatura menor que el hombre.


Más ancha en las caderas que en los hombres.


Funcionamiento de las glándulas mamarias.


Más grasa subcutánea.


Depósitos de grasa principalmente en los glúteos y en los muslos (forma de pera).


Piel más suave.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada